amsterdam casas flotantes House-Boat Hotel Amsterdam

BOTE BK142, habitación de huéspedes ***

Este es un encantador y pequeño estudio con entrada privada dentro de una casa flotante. El alojamiento consiste en un dormitorio, un cuarto de baño, una pequeña cocina y un sofá en la parte delantera de la casa flotante, de cara a la calle. El ambiente es acogedor e íntimo y los huéspedes tienen mucha privacidad. La ubicación es extraordinaria, en el Korte Prinsengracht, a solo diez minutos a pie de la Estación Central. El propietario instaló una cámara web en su barco, y aquí se puede ver un vídeo sobre el puente "Eenhoornsluis", realizado por Thomas Schlijper. A la derecha se ve el barco blanco (con plantas en el techo).

Es un barrio muy animado, con bares, cafeterías y restaurantes. La casa de Ana Frank, el mercado Noordermarkt, con mucha ropa vintage (sábados y lunes), y el barrio del Jordaan con sus famosas "Negen Straatjes" (Nueve Calles) están cerca de la casa flotante. Está anclada justo donde está situado el monumental puente Eenhoornsluis (Esclusa del Unicornio), construido en el siglo XV, y en el Korte Prinsengracht, en la prolongación del renombrado Prinsengracht. Mirando hacia el final del Prinsengracht se puede ver la torre de la iglesia Westerkerk. A 5 minutos andando se encuentra la plaza Haarlemmerplein, en la que los miércoles tiene lugar un mercado de alimentos orgánicos. 
 
Este alojamiento es un verdadero regalo para los huéspedes, ya que está situado en el mismísimo corazón de la oferta cultural, comercial, gastronómica y de vida nocturna de dos de las calles más pintorescas y bulliciosas de Ámsterdam, la Haarlemmerstraat y la Haarlemmerdijk, y del dinámico barrio del Jordaan.
 
El "Asoka" (el barco fue nombrado así en el pasado en honor a un príncipe indio) es una auténtica casa flotante holandesa. Originariamente fue un barco de trabajo de hierro fundido cuya botadura tuvo lugar en 1908. En la década de 1930 se integró la parte de vivienda en las curvas del barco.
Y tras muchas "reencarnaciones", ha acabado convirtiéndose en este encantador alojamiento anclado en el Korte Prinsengracht, para disfrute de los huéspedes. Experimente el romanticismo en su pequeña y acogedora casita en el canal, mientras la vida de la ciudad discurre a su alrededor. Sienta como su casa flotante se balancea suavemente cuando los barcos se deslizan por el canal. 
 
Sienta su amor junto a la persona amada en este entorno realmente maravilloso, abrazado por la pasión de Ámsterdam. Todo ello forma parte de la "Experiencia de una casa flotante" que se vive aquí, en Ámsterdam. Es una tradición que se ha mantenido viva, con calma, durante cientos de años. Y ahora, usted tiene la oportunidad de disfrutar del agua, de compartir esta experiencia con su pareja, de formar parte de la historia, del amor y del romance de esta cautivadora casa flotante en el Korte Prinsengracht.
 
lea más

Comentarios de usuarios:

We'll be back!
by Mark Hartmann

Ted makes you feel very welcome in many small and bigger ways.
The parking information was good. Since I have an electric car and noticed the many plug/charging points it might be an idea to advise foreigners how to use it.
Unforgetable!!!

Expérience très sympa
by Sébastien Leuchter

Ce houseboat est très bien situé, dans le quartier du Jordaan (le plus sympa d'Amsterdam pour moi), a proximité du centre ville, de quelques cafés bruns sympas, et de la plupart des sightseeings.
La chambre est petite mais 'douillette' et agréable.
Un petit problème d'eau chaude tout de même, qui vient quand elle veut.
Bonne expérience

Nice getaway
by kerri miller

We had such a nice stay in this little studio space. The view of the canal, bridges and boats were beautiful. Ted was friendly and helpful and had everything we needed right on the boat. We would stay again if we return to Amsterdam.

Más comentarios »
¡Reservar!

Casas flotantes Amsterdam: